PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO VERSUS RUTINAS REALES

04 de Januar, 2020 - General - Kommentar -

Hemos empezado el año y todos los medios nos bombardean con los propósitos para año nuevo. Los gimnasios se llenan de nuevos clientes, la mayoría de los cuales pagaran la matrícula pero no cumplirán ni el primer mes de cuota. Se empiezan dietas, tratamientos, ejercicios…pero se nos olvida que eso no funciona. Lo probamos (o nos lo proponemos almenos) cada año, pero un sprint un solo mes no te hace ganar una carrera. Lo escribo y soy la primera que ha caído en eso y a quien aún le queda mucho para poder decir lo he conseguido, pero sí me ha quedado claro que el fin no es otro que el autocuidado, y el éxito en ello ha de ser propio y personalizado, sólo escuchándose a una misma, al propio cuerpo, al propio ritmo, al momento actual por el que pasas, lograrás encontrar las rutinas que te sirven a ti, no las que ves en Instagram que sirven a otra persona.

Personalmente había leído en muchas ocasiones sobre los beneficios de levantarse pronto para hacer la rutinas, ejercicio, adelantar trabajo (puedes leerlo en el libro de Robin Sharma o encontrar numerosos artículos en google)…y yo siendo una “hater” del madrugar lo rechazaba totalmente, hasta que lo probé y lo adapté a mi ritmo y necesidades y encontré lo que era equilibrado para mi.

La realidad es que no lo cumplo todos los días, pero las veces que me lo salto noto que me hace falta. Mi equilibrio es levantarme los días laborables 1 hora antes de lo que necesito para desayunar, prepararme y salir a trabajar. Lo primero que hago es beber un vaso de agua, lavarme la cara y ponerme el contorno de ojos y el sérum de vitamina C. Me siento en una silla cómoda, alargo la espalda, cierro los ojos y hago unos 10-15 minutos de meditación. A mi lo que me funciona es usar la aplicación Insight timer, que es gratuita, y elijo la meditación guiada que más resuena con cómo estoy ese día o con lo que necesito para afrontar la jornada que me espera.

Después realizo 2 saludos al sol y varios estiramientos de espalda y cuello y luego algunos ejercicios según mi energía tipo sentadillas, plancha, zancadas, abdominales…en total unos 15 minutos. Al terminar me visto, me arreglo un poco ( lo básico para mi es tapa ojeras, rímel y colorete) y voy a desayunar mientras reviso mi correo y redes. La verdad es que empiezo el día mucho mejor, mi energía es distinta y le pongo más ganas a la jornada.

Los fines de semana y festivos no pongo el despertador, pero al levantarme realizo estas rutinas cambiando los ejercicios por una caminata de 30 minutos por la naturaleza y el desayuno lo hago con calma total, alargando el momento al máximo porque me encanta.

Para 2020 espero seguir con todo esto que me funciona y me propongo mejorar mi alimentación y salir a caminar o hacer algún ejercicio cada día media hora a la tarde.

Está claro que siento envidia al ver cuerpos esculturales, bronceados, delgados….pero esa no es mi complexión ni mi realidad, ni soy una persona deportista y atlética. Voy a intentar mejorar pero únicamente en mi estilo, ritmo y bienestar, el resto es sumamente instagrameable, pero esto es real 100%.

24-img
Teilen 

Hinterlassen Sie einen Kommentar
Ihre E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.

5 + 9 =
Vorherige Nächste
Die neuesten Einträge
Kategorien